domingo, 4 de octubre de 2009

..."Y ¿NO ME RECETA USTÉ UN PROTECTÓ"?

En los ultimos años, y quizás por los términos técnicos que utilizamos con los usuarios, se ha incrementado de forma considerable el uso de GASTROPROTECTORES ("Que protege la mucosa gástrica de agentes agresivos o irritantes"), hasta un 33% en nuestra área sanitaria cuando la media andaluza está en el 28%.

Los pacientes nos piden "el protectó" para cualquier otro medicamento que le recetemos, son diversos los estudios que nos indican quien son los beneficiarios de esta gastroprotección (protocolo para la prevención de gastropatia por AINE).

Propongo desde aquí que no les llamemos a los IBP "protectores", ya que los usuarios lo asocian a algo que protege, con propiedades casi "divinas".

Llamemos protectores en nuestra consulta a la vida saludable, a la higiene, a la buena alimentación, y en resumen a cosas que queramos que los usuarios utilicen de modo propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario