jueves, 26 de noviembre de 2009

"Sentido común, por favor"

En la guardia de ayer, sobre las 18 horas, estando la sala de espera abarrotada de pacientes la mayoria con"gripe",estabamos atendiendo a una paciente con "mareos", se abre la puerta bruscamente y entra el celador: "¡aquí hay un hombre con una herida en la barriga!". Dejé de hacer lo que estaba haciendo y me asomé a la sala de espera: había un paciente jóven con todo el abdomen lleno de sangre que le llegaba hasta los pantalones y un aspecto de palidez extrema, ante esto me alarme  di la voz de que se le introdujera inmediatamente en la sala de urgencias.
El enfermero y yo tras colocarnos los guantes y realizar una rápida anamnesis llegamos a la conclusión de que el hombre se había clavado una objeto contundente en la zona del hipocondrio derecho a la altura del hígado. Con abundantes apósitos comencé a limpiar el abdomen, mientras el enfermero preparaba una vía periférica, cual fue mi sorpresa que no encontraba la herida en el abdomen, le volví a preguntar al enfermo de forma más contundente, una vez que estaba menos mareado, "¡pero ¿donde tiene la herida?!.El paciente levantó la mano y dice "¡aquí en el dedo!".
El paciente había venido de un pueblo distante del punto de urgencia unos 4 kilometros con una herida en el tercer dedo de la mano derecha, que sangraba abundantemente y sin ponerse nada que cohibiera la hemorragia,  se la puso sobre la zona del abdomen, de ahí que tuviera todo el abdome lleno de sangre, el polvillo de la albañilería le daba un aspecto anémico y el susto que llevaba en el cuerpo, el que se comunicara con dificultad.
Cuanto terminé de coserlo le dije: "la proxima vez tenga un poco de sentido común y tapónese un poco la herida o haga un curso de primeros auxilios, por favor".

Control de hemorragias externas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada