viernes, 22 de octubre de 2010

El médico está trabajando...pero no debería

El médico enfermo puede ser un vector de transmisión de enfermedades hacia sus pacientes sanos o de riesgo y solo por ese motivo debe ausentarse del trabajo. Dicho esto, sin perder de vista que siempre será más probable que un paciente enfermo al que me acerco a auscultar, hacer una otoscopia, mirar la faringe tenga un acceso de tos o estornudo, y me llene de millones de partículas virales para mi desgracia.


Por ello, si te encuentras enfermo, no tengas reparos, cuídate y descansa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada