viernes, 12 de noviembre de 2010

Ya es hora de que los políticos se "mojen"

Andalucía está negociando el nuevo concierto con las farmacias de la autonomía y en el primer borrador ha incluido una cláusula para sacar a concurso público determinadas moléculas y obligar a dispensar la marca más barata de cada principio activo que gane el concurso.
Andalucía parece querer tener su propio catálogo gallego de medicamentos. La polémica iniciativa gallega que prevé dejar fuera de la financiación pública las marcas más caras de cada principio activo y que será recurrida judicialmente por el Ministerio de Sanidad ha encontrado en Andalucía una versión que formalmente no deja fuera de la financiación ninguna marca pero en la práctica real obliga a dispensar sólo la presentación más barata de cada principio activo.
Andalucía está negociando con las farmacias el nuevo concierto de prestaciones y en el primer borrador del documento ha incluido una cláusula por la que determinados principios activos saldrían a concurso público. El genérico o la marca que gane dicho concurso público ofreciendo el menor precio sería escogido por la consejería y las oficinas de farmacia quedarían obligadas a dispensar dicho producto. La medida no se aplicaría a todos los principios activos, sino a un listado que determinaría la consejería. Concretamente, según contempla la propuesta de concierto enviada a los colegios farmacéuticos, "las oficinas de farmacia vendrán obligadas a dispensar el medicamento o producto sanitario concreto que, para atender a esas prescripciones, haya podido, en su caso, determinar el Servicio Andaluz de Salud, a través del oportuno procedimiento de licitación pública, de entre los ofertados por los distintos proveedores", y dicho producto se facturará al precio que "resulte de restar al precio industrial máximo, establecido para el medicamento, el descuento ofertado por el laboratorio que resulte adjudicatario del procedimiento de licitación pública".



No hay comentarios:

Publicar un comentario