miércoles, 2 de febrero de 2011

Guardia en DCCU, errores en aviso de PCR

Ayer lunes tras haber pasado consulta en un consultorio local de 8 a 15 horas, debo irme rápidamente a la guardia que hago cada seis días a un  Servicio de Urgencias de Atención Primaria en un Centro de Salud donde debo estar también a las 15 horas, distante 10 kilómetos, en él cubrimos tres pueblos y un tramo de la E5, trabajamos un Celador Conductor, un Conductor de ambulancia, un Enfermero y un médico (yo). Disponemos de un vehículo y una ambulancia de los que ya comenté algo en una entrada anterior.
Hoy era una guardia normal, como las que hacemos normalmente, en estos meses de invierno un poco más concurrida, a no ser por que llevo varios días con una lumbalgia que no se me quita con los tratamientos habituales.

Lo que vengo a contar hoy es un episodio de urgencias que me ha ocurrido ya en varias ocasiones y que no cabe duda que se podría mejorar la asistencia prestada: Suena el telefono móvil y nos entra una llamada del Centro Coordinador de Urgencias de que un paciente jóven  (en la década de los 50) se ha caido al suelo en su casa y tiene un sillón encima, el celador que recibe la llamada (1) lo interpreta como una caida y me lo pasa como tal (2),en mi interrogatorio al celador, deduzco que es un desvanecimiento y lo imagino como una prioridad 1 (emergencia vital), (ya han pasado aproximadamente dos minutos desde que sonó el telefono), cuando estamos en el coche al salir a la carretera viene una caravana de coches a los que debemos dejar pasar, porque nuestro coche de avisos no lleva ningun indicativo de coche de emergencia (3), cuando estamos llegando a la dirección vuelve a llamar en Centro Coordinador de Urgencias, diciendo que el paciente no responde a estímulos que ha tomado probablemente medicamentos ansiolíticos y no sabe en que condiciones lo encontraremos(4), se confirma que es una prioridad 1. Estamos en la puerta de la presunta dirección y esta todo muy tranquilo, lo cual me extraña, llamamos y mientras sale el dueño de la casa y nos dice que allí no es (5) y donde es la calle que buscamos ya han pasado aproximadamente cinco minutos.
Llegamos a la puerta de la casa del aviso por fin, si hay actividad ¡nos están esperando ansiosos!, no cabe duda que es ahí. Entro y me encuentro a un joven y a una señora joven de pie, hablanado por telefono junto a un varón de mediana edad en el suelo boca abajo cianótico y en parada cardiorespiratoria, (6) inicio RCP, han pasado desde la recepción de la llamada aproximadamente 8 minutos y desde que se han encontrado en el suelo al señor aproximadamente diez minutos, más los que llevara ya allí (?).

A pesar del frío el paciente estaba caliente, le solicito al celador que me traiga el DESA, y llame a la ambulancia y ponemos en marcha la RCP avanzada (7), compresiones, ventilaciones, electrodos, sueroterapia, oxigenoterapia, saturímetro, de pronto los electrodos se despegan el hombre tiene mucho pelo en el pecho y no llevamos maquinillas de afeitar (8), conseguimos de la familia una y conseguimos nuevos electrodos que ya si pegan, llevamos ya tres ciclos de compresiones y dos adrenalinas en la vía. En los próximos ciclos el DESA no indica ritmo desfibrilable, seguimos con la RCP avanzada y tras 30 minutos sin signos de vida decido parar y comunicar a la familia la muerte.

Tras llamar al juez para la autopsia, me reúno con mi equipo para ver todas las cosas que podríamos mejorar nosotros y que deberíamos solicitar a nuestra empresa para mejorar la atención a una emergencia, qué debió hacer el Centro Coordinador de Emergencias y por último que deberían haber hecho los que presenciaron el episodio para mejorar todo lo demás desde el inicio.

1 comentario:

  1. Angel esas mismas reflexiones me las plantee cuando trabajaba en la Luisiana y me toco un episodio similar, recuerdo que una de las conclusiones que sacamos es que los coches de transporte sanitario esten aparcados con el morro mirando hacia la carretera pues aveces quedaban obstridos en su salida por camiones retrasando los tiempos de respuesta.
    La conclusion del insigne Doctor Emilio Gutierrez fue no comeros el coco que ya tenemos bastante con lo que esta calledo y el que se tiene que morir se muere.

    un abrazo compañeros
    Rafa Gomez

    ResponderEliminar