jueves, 1 de septiembre de 2011

Control del emplazamiento de la sonda nasogástrica en adultos

Dres. Tara Lamont, Catherine Beaumont, Alan Fayaz, Frances Healey y Col.
BMJ 2011;342:d2586

La sonda nasogástrica (SNG) para alimentación se utiliza comúnmente para los pacientes con accidente cerebrovascular (ACV) que tienen disfagia o para aquellos conectados a un respirador. En general, se utiliza más en el corto y el mediano plazo (hasta 6 semanas) que para la alimentación a largo plazo, para la cual se utilizan sondas de gastrostomía, yeyunostomía o gastrostomía

La mayoría se coloca en forma segura pero los pacientes pueden resultar perjudicados si la sonda se inserta por error en los pulmones o se desplaza del estómago. Si estos errores no se detectan antes de iniciar la alimentación, los pacientes pueden desarrollar complicaciones graves, como la llegada del alimento al pulmón y la neumonía por aspiración, que puede ser fatal. Antes de iniciar la alimentación, siempre se debe comprobar la posición de la SNG.

Los médicos deberían preguntarse:
• ¿La alimentación nasogástrica es adecuada para este paciente?
No utilizar este método de alimentación si el paciente tiene un alto riesgo de aspiración o cualquier desviación de la anatomía normal, como bolsa o estenosis faríngea o trauma facial. En estos casos, puede utilizarse una guía fluoroscópica. Debido a los riesgos de la intubación, la decisión de la alimentación después de haber evaluado al paciente debe ser acordada por dos profesionales competentes y registrados.

• ¿Es necesario hacerlo ahora?
Los riesgos son mayores por la noche, cuando se reduce el acceso a una gama completa de personal y equipo.

• ¿Soy competente para hacer esto?
Asegúrese de que ha recibido capacitación para colocar la SNG y hacer un control seguro, incluyendo la interpretación de las imágenes radiográficas

• ¿Cómo puedo verificar que he insertado la longitud correcta de la sonda?
Utilizando la medición NEX (colocar la sonda en la punta de la nariz [N] y extenderla hasta el lóbulo de la oreja [E: del inglés ear] y luego hasta la apófisis xifoides [X]) para luego confirmar y registrar la longitud de la sonda externamente antes de cada comida, con el fin de comprobar que no se ha movido.


Diez consejos para interpretar una radiografía para verificar la correcta colocación de la sonda nasogástrica:

• ¿Puede usted ver la sonda?

• ¿Sigue la sonda la dirección del esófago?

• ¿Se puede ver que la sonda divide en dos la carina?

• ¿Se puede ver que la sonda atraviesa el diafragma en la línea media?

• ¿Luego la sonda se desvía inmediatamente hacia la izquierda?

• ¿Se puede ver la punta de la sonda claramente por debajo del hemidiafragma izquierdo?

• Si usted considera que la sonda está en el esófago, puede introducirla más?

• ¿La sonda se ha enrollado en la faringe o el esófago?

• ¿La longitud insertada de la sonda sugiere que debería estar en el estómago?

• ¿La imagen radiográfica cubre suficientemente el área debajo del diafragma como para permitir ver claramente la sonda, o es necesario repetirla?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada