sábado, 12 de noviembre de 2011

Consigue más el sargento que el general

Yo siempre he considerado que en mi trabajo tengo que saber hacer lo que hace el celador, el administrativ@, el enfermer@, porque tengo que darle una cita o ponerle una intramuscular, o resolver una receta de inspección que no llega, igual que tengo que saber diagnosticar una neumonía, una gonartrosis, o un sindrome ansioso depresivo, considero que es parte de mi trabajo en un centro de salud rural.

Lo único que no he podido conseguir todavía es "colar" en las listas de espera de la sanidad pública, a un familiar, un amigo o un enfermo que tarda mucho su cita, como lo hacen algunos administrativas, celadores, enfermeros.

Me ha pasado en ocasiones que llega un enfermo con una patología aguda, que necesita realizarse una Resonancia Magnética y la tienes que mandar al Facultativo Especialista de Área (FEA) de turno, y le das una cita para un mes y medio para el Facultativo del Hospital determinado y va y te dice " bueno, la cuñada de mi hermano trabaja de administrativa en el Hospital y me ha dicho que me ha hablado con el Neurocirujano y me va a ver dentro de tres días", tú abres los ojos como platos y dices "¡ah pues muy bien, mejor así!, y por dentro dices: ¿cómo lo hacen?, yo que soy médico no lo puedo hacer...

Esto viene a cuento porque una compañera, médica de la que soy su médico de cabecera ha sufrido un accidente laboral, con un esguince que se ha complicado y ni ella ni yo hemos sido capaces de adelantar su cita para que la viera un traumatólogo, al final hemos tenido que recurrir a una auxiliar administrativo que trabaja en el hospital y ella le ha adelantado la cita.

¿Cómo lo ves?.
Criterios clínicos, enchufe, amiguismo.
Yo, realmente todavía no se como funciona esto, en muchas ocasiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada