martes, 1 de noviembre de 2011

Sin marcas, por principio activo, así de simple.



En estos días en que se pone en marcha el Real Decreto Ley 9/2011, que establece que los profesionales sanitarios con capacidad para prescribir medicamentos lo deberán hacer consignando en la receta el nombre del principio activo del medicamento y no de la marca.
Los que lo llevamos haciendo ya varios años durante todos los días de consulta, tenemos algo que decir, aunque sólo sea por nuestra experiencia, y aunque no tengamos gran influencia en la opinión de nuestros colegas como otros la tienen, y que son líderes de opinión, y aunque seamos de la minoría de profesionales según las encuestas. 

Llevo casi cinco años prescribiendo mayoritariamente por principio activo, y casi tres años en que aproximadamente un 10% es por marca.

Algunas de estas opiniones ya las he manifestado en entradas anteriores:
Yo no tengo ninguna tendencia con esta defensa que sea sospechosa de nada, ni tengo responsabilidades políticas, sólo me debo a mi familia, mis pacientes, mi profesión y la empresa en la que trabajo, en este caso el Sistema Sanitario Público de Andalucía y lo hago simplemente porque creo en ello.
Tampoco pretendo hacer un análisis político, ni dudo de que hay muchas cosas que mejorar, pero si se donde estoy y en que circunstancias nos encontramos.
  • La industria farmacéutica sabrá reponerse y les valdrá como estímulo para la investigación de nuevos medicamentos que estarán protegidos por sus patentes, (preguntas frecuentes sobre medicamentos genéricos).
  • Los médicos aprenderemos y confiaremos, como ya lo hacemos algunos, en el principio activo, nos daremos cuenta que no habrá tantos peligros como algunos atisban, (en Andalucía lo llevamos haciendo muchos años), simplemente estando atentos y conociendo a nuestros pacientes, y aprendiendo (de nuevo) a recetar por principio activo. Ademas hay muchos medicamentos no sustituibles
  • Nuestros pacientes tendrán que adaptarse a la medida con nuestra ayuda, transmitiéndoles como siempre nuestra confianza, como médicos de cabecera, y corresponsabilizándose de su consumo, que es correponsabilizarse de su salud.
  • Los farmacéuticos tendrán que adaptarse también y deberán colaborar e identificar y comunicar a cliente que le ha cambiado un medicamento y por cual se lo ha cambiado.
  • Todos los anteriores deberemos exigirle a los responsables políticos las mejoras necesarias, para mejorar la seguridad del paciente que es al que va dirigido todo, con iniciativas como el Manifiesto de isoapariencia de fármacos, o exigir que se divulge como si de una campaña política se tratase de como identificar actualmente los medicamentos por parte de los pacientes.
Y por último si, si que hay un gran ahorro en el sistema sanitario con esta medida, y si no miren la tabla de gasto medio por receta del último año y no en el ahorro (si ya hemos ahorrado mucho, no podemos seguir ahorrando tanto como los demás que habían ahorrado menos), y por último quiero que en todas las Comunidades Autónomas se prescriba igual, al igual que a todos mis pacientes, estamos hablando de un Sistema Sanitario Público.

Datos: En cuanto al precio medio de los medicamentos facturados, han registrado un menor incremento en el gasto medio por receta Andalucía (0,30%), Cataluña (0,76%), Madrid (0,81%) y Navarra (0,93%), mientra que Melilla (6,83%), La Rioja (3,75%), Aragón (3,40%) y Ceuta (3,39%) han registrado un mayor incremento (En el último mes de 2008)


Imagen

1 comentario:

  1. Esta es tu oportunidad para dejar de prescribir incluso ese 10%
    Porque todo se puede prescribir por principio activo.
    A algunos habrá que darles un curso de prescripción :
    Retinol 50.000 mil unidad (50, no 40) mas 250 mcg de aceite de oliva..
    No se como recetar Synalar ótico.
    En Andalucia sois pioneros, el no va más de prescripción por EFG, y efectivamente gastáis menos que en otras comunidades.
    Y sin embargo también estáis en crisis.
    Yo a partir de ahora voy a recetar aliskiren para el primer hipertenso que me entre en la consulta, y roflumilast al primer bronquítico, y bazedoxifeno a la primera mujer que me hable de sofocos.
    Y no habré recetado ninguna marca, pero habré hecho daño a mis pacientes, a sus bolsillos y al de todos.
    Creo que los árboles no nos permiten ver el bosque.
    Hace mucho tiempo que debieran haber obligado toda marca en la que surgía el genérico a ajustarse al precio de referencia o a desaparecer.¿Cuantas Cardiles y Cipralex nos hubiésemos evitado?
    Habríamos ahorrado muchísimo más que lo que dicen ahora que vamos a ahorrar al tiempo.
    Y sin entrar en la seguridad del paciente, al cambio en las farmacias etc. que es lo que a mi me preocupa
    Un saludo

    ResponderEliminar