miércoles, 16 de enero de 2013

La profesionalización de los que atienden urgencias.

Una urgencia vital es aquella que si no se atiende rápido, puede hacer que quien lo necesita pierda la vida o una función de su cuerpo.
Por tanto aquellos que se dedican a atender urgencias, en el primer nivel, o sea en el ambiente del paciente, deben ser profesionales o estar habituados a ella, de tal forma que sepan lo que tienen que hacer en todo momento de forma inmediata.
En atención primaria y en urgencias de las mismas, estamos normalmente un profesional de cada categoría, todos estamos interconectados de forma íntima. Lo que hace el celador repercute en el médico y lo que recoge la telefonista de urgencias interacción a de forma vital con el enfermo.
Generalmente en los profesionales sanitarios se nota si no están habituados a las urgencias, pero en el personal no sanitario esa notoriedad se eleva al cuadrado.

Ejemplo práctico y real: equipo de urgencia de guardia 24 horas, momento de el almuerzo:
-suena el teléfono, lo tiene normalmente el celador-conductor, lo deja sonar más de cuatro veces,
-"cógelo hombre, puede ser algo importante" - le digo yo,
- Buenas tardes (CC)
- Buenas, tenemos un aviso a domicilio en la calle ...., población ...., (T)
- Espera un momento que tomo nota...., dime, (CC)
Tras una conversación de cerca de dos minutos, oigo, porque estaba cerca del auricular, que la causa era un desvanecimiento que no respondía, al final también entiendo que es una prioridad 1.
Me levanto inmediatamente y salgo corriendo, tras de mi el enfermero, el celador va caminando, hasta que le elevo la voz y le digo que es una emergencia y hay que ir corriendo.
Efectivamente, cuando llegamos al domicilio el paciente está "desvanecido" y en parada cardiorespiratoria.
El celador se queda en el vehículo y no sale al domicilio, vuelvo a elevar la voz para que permanezca a mi lado, atento a lo que le digo.
Era un paciente anciano que no salió de la parada.
Cuando terminamos pregunté al celador si había trabajado antes en urgencias, me dijo que no, que era camionero, y que había trabajado como celador pero en centros grandes y no había tenido que atender urgencias.
Posteriormente me puse en contacto con el centro coordinador de urgencias, para explicar que en las emergencias primero había que decir la causa y el tipo de prioridad luego vendrían las buenas noches, etc.
También era nueva en esto de atender llamadas de urgencias. Todo esto ocurrió durante un periodo vacacional.
Ocurrió algo similar en Madrid con más repercusión sobre pacientes y a nivel nacional. Se que hay profesionalidad en todas las categorías y otros que no saben actuar en urgencias también en todas las categorías
Desde aquí quiero llamar la atención de los jefes de personal, recursos humanos, sindicatos, etc para que cuando contraten a alguien para urgencias/emergencias (médicos, enfermeros, celador, telefonistas, técnicos de ambulancias), no los contraten por los puntos que tengan en bolsa de trabajo o por normas y puntuación general, si no que lo hagan por perfil, entrevista personal o si es necesario a dedo y que contraten gente que haya demostrado su capacitación para atender urgencias. También es necesario que los que están atendiendo urgencias extrahospitalarias, estén bien formados, reciclándose y repasando protocolos de forma continuada.
No me digas eso de igualdad de oportunidades o de mérito, estamos hablando de salvar vidas y cuando hablamos de esto no valen otros razonamientos menores.

                                      



No hay comentarios:

Publicar un comentario