viernes, 15 de febrero de 2013

Sanitarios distintos iguales tratamientos. O, ¿quizás no?

Los pacientes vienen a nosotros los médicos/sanitarios esperando una respuesta adecuada a su demanda, bien sea por un medicamento, un diagnóstico o una aplicación de tratamiento. Además  esperan que si van con la misma demanda (que lo hacen a menudo por la gran accesibilidad del sistema sanitario actual), a dos profesionales distintos, estos le den la misma o similar respuesta sobre todo terapéutica, ya que en caso contrario volverán a consultar en varias ocasiones a otros profesionales u otros servicios sanitarios (Atención primaria, AP-urgencias, Urgencias Hospitalarias,etc) hasta que obtengan lo que ellos creen que es correcto, y no lo que realmente lo es,  según la evidencia disponible.

En estos días estoy confundido o enfadado, no lo sé, porque han llegado a mí diferentes pacientes con distintas demandas sanitarias, yo les he aplicado tratamientos diferentes de otros compañeros con la consiguiente confusión en el paciente y supongo en el médico o enfermero que lo tiene que seguir:

  • Paciente de 12 años que acude por fiebre de hasta 38º C, sin síntomas de alarma con rinorrea y tos, tras la exploración y diagnóstico de un proceso catarral de origen vírico pongo tratamiento sintomático. A las pocas horas consulta de nuevo en otros servicio y le añaden Azitromicina.
  • Mujer de 65 años que acude por sensación de mareo, con antecedentes de hipertensión en tratamiento con IECA mas diurético, que se ha automedido la tensón arterial y la tiene a 165/100 mmHg, tras tenerla en reposo y comprobar que no hay afectación de órganos diana, aconsejo volver en las próximas horas a su médico/enfermero para control y seguimiento. Me dice la enferma que otras veces le ponen en las mismas circunstancias una pastilla debajo de la lengua y una inyección.
  • Niño de 8 años que se ha doblado la articulación proximal del 3º dedo de la mano derecha con un balón en el colegio, viene a última hora, tras explorarlo, moviliza correctamente, no hay hematoma ni edema, aunque le duele, le aconsejo AINE general, me pregunta su madre si no se lo inmovilizo, le respondo que no es necesario ya que es una artritis traumática leve. Al día siguiente veo al niño por la calle con una férula de inmovilización.
Son tres ejemplos diferentes de actuación diferentes, en dos de ellos existe consenso claro de como actuar: 
Al final las consultas banales repetidas de los pacientes de las que tanto nos quejamos los sanitarios, están justificadas por parte de los pacientes por estas actuaciones.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada. Todos sabemos que la reconsulta por un mismo proceso es un motivo de ingreso para estudio. Y no ocurrirá lo mismo con las patologías banales??. Como bien dices, si el paciente no queda conforme hace un peregrinar por distintos centros hasta que alguien ve en el historial que ésta es la 3ª reconsulta por el mismo motivo, y ejerciendo su legítimo derecho a la medicina defensiva pauta un tratamiento con el que seguramente no está de acuerdo. Qué hacemos??. Le quitamos el acceso a la historia del paciente??. O quitamos el acceso del paciente a la tercera cita??

    ResponderEliminar