lunes, 29 de abril de 2013

Enfermedades de otros tiempos

Lo volví a ver, hacía muchos años que no ocurría, creía que esto ya no existía en mi entorno, tenía la impresión de vivir una época anterior, aspecto abigarrado, ulcerado, grande, rojo y sangrante.

Todo comenzó 15 días antes, me avisaron por un dolor en una pierna de una paciente que no veía desde hacía muchos meses, sólo venía un familiar a renovar recetas, era una mujer chapada a la antigua, viviendo sola, muy agradable conmigo en las pocas ocasiones que la había visitado en su casa, no le gustaba acudir al médico. Decía: "mejor no saber lo que tengo"

El dolor de la pierna me llevó a pensar en algo más que un simple dolor de una articulación inflamada, pero al nombrarle que le iba a realizar una radiografía aquel dolor desapareció misteriosamente, mejor que con los analgésicos y antiinflamatorios que le había prescrito anteriormente y por lo que la había visitado en 10 días más que en los últimos 20 años.

Al día siguiente otro aviso domiciliario, esta vez por una gastroenteritis que me hizo decirle que la tenía que ingresar por el gran estado de deshidratación en el que la encontré, ademas de por el descontrol de su diabetes.
Me suplicó que no la ingresara que hiciese todo lo que pudiera por ella, pero en su casa.

Así lo hice, sueroterapia, medicación intravenosa, visitas fuera de horario laboral.Cuando parecía que todo iba mejor apareció él. Fue en otro aviso, esta vez por un eccema sobre la piel de la mama. Allí estaba, no tuve la más mínima duda al verlo, ya lo había visto hacía muchos años, sobre la mama, sangrando, eccematoso, pezón hacia dentro. Me contó que lo tenía hacía casi un año, y al final accedió a que viera y tocara su monstruo. Cuando lo palpé sentí un escalofrío que me recorrió el cuerpo.

En una semana necesitó una transfusión, ella me había dicho tres días antes que si le ponían sangre se moriría, y así ocurrió.

Yo no se con certeza si el tocarse las mamas (autoexploración mamaria) es bueno o malo, según los estudios que nos brinda Médico Crítico, parece que no sirve para mucho, pero lo que no sirve, es que si te las tocas y te ves o notas un bultito no se lo digas a tu médico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada