lunes, 27 de mayo de 2013

Suturando brechas. #CarnavalSalud

Desde el punto de vista de un médico que trabaja en un pueblo, alejado de los centros donde se cuecen las tomas de decisiones, las "herramientas 2.0" son un medio, precisamente, para cerrar la brecha social y de comunicación existente entre donde me encuentro y donde se encuentran el resto de compañeros.

Esa necesidad de comunicación que conlleva también el aprendizaje continuado en diferentes áreas de mi actividad profesional, despertaron la necesidad de autoaprendizaje en estas herramientas creándose en mí una actitud 2.0, sin necesidad de que hubiera establecida ninguna estrategia global de formación en estos ámbitos. Por tanto, la necesidad propia de formación o de comunicación es la forma más fácil de estímulo para el aprendizaje y el uso de todos aquellos instrumentos que te transporten a la calle virtual de el mundo on line.

Pero en este caso se trata de aportar soluciones para disminuir la brecha digital entre los profesionales que las usan y los que no, yo puedo aportar algunas de las ventajas que me ha aportado en general las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, y que pueden ayudar a algunos a sumarse a ellas y suturar así esa herida en el conocimiento de las nuevas tecnologías:
  • Seguridad en lo que hago, por disponer de mayor información, actualizada y con garantías a la vez que diversificada
  • Homogeneización con el resto de iguales, diferenciándome a la vez de los mismos.
  • Herramientas necesarias para transmitir a los demás, algunos conocimientos adquiridos.
  • Ampliación de círculos de personas que conozco y vínculos nuevos virtuales.
  • Mejor calidad para la oferta a mis pacientes.
  • Exposición de mi perfil profesional que de otra manera sólo sería local.
  • Disminución de la sensación de aislamiento profesional que soportaba antes de entrar en las redes sociales virtuales.
También tiene desventajas, sobre todo el tiempo que le dedicas y que restas de otras actividades.

Desde mi punto de vista la mejor forma de disminuir el analfabetismo digital, es dando información. Cuanto mayor es el conocimiento en alguna materia más atractiva se hace para aquellos profesionales que lo desconocen o lo rechazan. En algunos de ellos no existe más que una fobia al 2.0 llena de mitos y bulos  que oímos todos los días: "yo no entiendo de eso", "prefiero hablar en el bar con los amigos", "me ha pillado muy mayor", "no tengo tiempo para esas tonterías".

En todos los congresos, cursos, reuniones de aprendizaje o divulgación de conocimientos de medicina siempre y desde hace años fluyen las herramientas 2.0, igual que aparecen cursos de atención a urgencias, interpretación de ECG, manejo del paciente diabético y otros, nos apuntamos al aprendizaje de unos u otros según nuestro grado de afinidad y utilización que le podamos dar en nuestra práctica diaria, pero siempre solemos investigar o contactar con algún tema que no conocemos, en este caso al haber amplia oferta con lo que rodea al mundo digital siempre existe la posibilidad de nuevos contactos, favorecidos además por la disponibilidad en la mayoría de los profesionales de aplicaciones móviles y dispositivos táctiles.

Siempre tienen que existir unos que usan primero las herramientas 2.0 (early adopters), un equipo de exploradores que abren los nuevos caminos, que luego irán tomando de forma exponencial una gran mayoría de profesionales, cuando se dan cuenta que es el camino más cómodo y fácil a seguir, una vez resueltas las primeras dificultades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario