miércoles, 1 de mayo de 2013

Yo tengo una enfermera al 75% y los pacientes también.

Antes de la "crisis" yo tenía una enfermera que trabajaba a la par mía, formábamos algo que se llamaba de forma políticamente correcta "unidad de atención familiar" o lo que es lo mismo trabajábamos en equipo, porque en el horario que estábamos eramos los únicos sanitarios.

Veíamos de forma mas o menos coordinada a los pacientes crónicos, en la consulta, y en los domicilios, compartíamos también programas de salud, realizaba la prescripción de enfermera, y otros trabajos propios de enfermería en un horario compartido conmigo al 100% .

Ahora tengo otra enfermera con contrato del 75%, cuando llega su hora se va, como es lógico, y mis pacientes y yo nos quedamos solos y no pasa nada porque allí estoy yo cubriendo a la enfermera al 75% y al administrativo que también se va, o no ha venido, hasta el día que ocurra algo que necesite la intervención de más de un sanitario.

Lo malo de esta situación es que me cuesta realizar algunas cosas que me gustan, como la cirugía menor, que se hace en esa hora.

Mi enfermera es parte de mi equipo y si no tengo equipo disminuye sensiblemente mi capacidad de trabajo, sobre todo cuando el equipo está compuesto por dos.

Mis pacientes enfermos lo notan, me preguntan por mi enfermera, me preguntan por su salud.




No hay comentarios:

Publicar un comentario