martes, 27 de mayo de 2014

MANUAL DE ESTILO PARA MEDICOS Y ESTUDIANTES DE MEDICINA SOBRE EL BUEN USO DE REDES SOCIALES

CONSIDERACIONES PERSONALES SOBRE EL ESTILO MÉDICO PROFESIONAL EN REDES SOCIALES
Quiero decir a modo de introducción que estas consideraciones son con carácter constructivo y con total y absoluto respeto a las demás opiniones de mis compañeros. Las redes sociales son para mí, una extensión de la vida personal en un mundo virtual más amplio que el real y de ahí las conclusiones e ideas que aporto.
RESPETAR LA CONFIDENCIALIDAD Y EL SECRETO MÉDICO
Las redes sociales son una forma de relación entre personas diferente de la realidad más amplia, sin límite, y la relación médico paciente en redes sociales no debería acotarse como la habitual ya que si no la magnitud de las redes sociales se perdería.
Como consecuencia de ello, pienso que se debe respetar la confidencialidad, pero hablando claramente y sin miedos a romperla. Si el médico y paciente han establecido una conversación pública libremente y entre iguales, porque no hacerlo en las redes sociales, si se quiere estricta confidencialidad el contacto directo en la relación médico paciente habitual es la adecuada y única.  
Modificaría: respetar la confidencialidad y secreto médico siempre que se inicien de forma privada, si se hacen de forma pública en la vida real y virtual siguen siendo públicas sin obligaciones por ninguna de las partes.
Como ejemplo ilustrativo podría decir: Una madre va con su hija por la calle en una fiesta pública y ve a su médico habitual que soy yo me hace una consulta pública sobre su hija, y que tengo que explorar mínimamente en la misma calle delante de más personas. ¿Debo en ese momento silenciarla y apartarla a un sitio privado, secreto y protegido para que nadie se entere, o mantengo mi relación médico paciente de forma natural accediendo a su petición pública? ¿No es ético el que tras el episodio que ha sido captado por más personas y difundido yo lo comente o lo difunda?
EVITAR CONSEJO MÉDICO A PACIENTES VIRTUALES
Es otra forma de acotar el uso de redes sociales, los médicos nos debemos guiar por las normas ya escritas del el Juramento hipocrático que nos ha guiado siempre, y por el sentido común que nos caracteriza generalmente.
Como consecuencia de ello creo que no debería ser falto de ética, contestar a un paciente virtual que tiene ya establecida una relación médico paciente habitual, ya que en mi opinión estamos poniendo límites a la web y ésta es atractiva precisamente por ello, además estamos ralentizando la evolución positiva e interesante de esta forma de comunicación y nuevas formas de relación médico paciente.
Por tanto para mí sería ético responder en redes sociales consultas de pacientes virtuales pero que son habituales en la vida real.
MANTENER UNA IMAGEN VIRTUAL PROFESIONAL Y ADECUADA
Siempre he dicho que los médicos que vivimos en la misma calle, asistimos a los mismos actos públicos y compartimos vida con los pacientes que atendemos debemos guardar una imagen real profesional adecuada sin poder desligarla de la personal ya que somos médicos incluso fuera de nuestro horario de trabajo habitual y por tanto igual debe ser si te identificas como médico en las redes sociales.
EVITAR QUE EL USO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS DESVÍEN NUESTRA ATENCIÓN DURANTE LA CONSULTA DIRECTA CON PACIENTES
Deberíamos intentar evitar que nada distraiga o desvíe nuestra atención en la consulta directa con el paciente, incluidas las nuevas tecnologías.

Con relación al resto de los puntos estoy de acuerdo  y por supuesto también con los artículos del código deontológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario