lunes, 13 de octubre de 2014

La noche del #Ebola y mi objetivo en Televisíon

Hace pocas semanas me llamaron de dirección de mi Zona Básica de Salud para dar una sesión de formación continuada en mi centro de salud al personal sanitario sobre el EVE (enfermedad del virus ébola), unos días antes habían mandado unos paquetes a los diferentes consultorios con EPIs (equipos de protección individual), con registro de firma a la entrega, la formación era obligatoria con control de firmas y un examen tras la formación continuada, la primera vez que ocurre así, con una fecha límite para hacerla. Posteriormente colgué nuestro protocolo en mi blog, como hago habitualmente.
Mis compañeros y yo pensamos que era otro rollo político, ahora le tocaba al Ébola, pero yo era el ponente y a excepción de la documentación que me habían entregado y que me estudié, no sabía nada del tema y tuve que buscar y preparar la formación de forma externa y extensa, con lo último, igual que hago con cualquier protocolo o Guía de Práctica Clínica que tengo que utilizar, me formé, comprobé los EPIs que nos habían dado, y aunque no servirían para ir a los países de África occidental con epidemia de ébola, ni servir para una lucha bacteriológica se ajustaban a lo que ponían las guías.

Tras todo ello llegó el día del contagio de la auxiliar de enfermería, y explotaron las noticias en medios de comunicación y redes sociales, me di cuenta que casi nada de lo que se decía se ajustaba a los protocolos escritos: Andalucía, España, OMS (inglés), OMS- Preguntas frecuentes sobre la enfermedad por el virus del Ebola.

El tema se había politizado mucho, se hablaba de si tenía que hacerse o no el traslado desde África a Madrid de los religiosos, de que el hospital de referencia se había desmantelado, de los equipos de protección personal del personal sanitario, de perros contagiados...
Quiero entrar fundamentalmente en aspectos que he detectado y que no se han tratado con el rigor de las directrices que habían marcado los expertos, mejorables a todas luces según los resultados:

  1. ¿Traslado de los religiosos?: en los medios de comunicación casi nadie los nombra como sanitarios (enfermero y médico respectivamente según la llegada a nuestro país). Hay que decir que la la OMS y CDC aconsejaban en ese momento el traslado. (Médico crítico).
  2. ¿Porqué no se ingresó antes?: La definición de caso sospechoso de ébola y actuación que se hizo en atención primaria con Teresa, la auxiliar de enfermería contagiada, fue correcta ya que no cumplía criterios (criterio clínico) para comunicar, aislar y trasladar al centro de referencia, según lo que ha trascendido.
  3. ¿Porque se dejo ir a Teresa si había tenido contacto con un enfermo? (criterio epidemiológico): porque así lo decían todos los protocolos, era un contacto de bajo riesgo y que había que hacer con ellos pues según la guía vigilancia pasiva, esta no requería aislamiento ni restricción de movimientos.
  4. Por último decir que los políticos creo que han gestionado mal esta situación, no han dejado hablar a los médicos clínicos en los comunicados. Además culpabilizar a un profesional sanitario que está luchando y ayudando en una enfermedad importada y muy letal, sin saber que ha pasado de forma certera es ruin y crea animadversión entre los profesionales que deben prestar la asistencia a los pacientes. 
Al producirse la noticia con el primer contacto de Ébola fuera de África, los medios de comunicación y las redes sociales hervían, yo me empeñé igual que otros profesionales en tranquilizar a la población y transmitir estrictamente en las redes sociales lo que yo tenía que hacer en caso de encontrar remotamente un caso sospechoso, lo que era el ébola, riesgo de contagio para la población y medidas de control.
Con todo ese revuelo me llamaron al día siguiente de la televisión autonómica Canal Sur, para hablar del ébola, les aseguré que yo no era ningún experto, pero a pesar de ello asistí a sabiendas de que en la teoría, estaba suficientemente preparado poniéndome como objetivo explicar y calmar a la población sin transmitir mis miedos o deficiencias de infraestructuras o equipos, aunque esto era otro de mis objetivos, pero no en los medios de comunicación sino a través de los conductos reglamentarios y establecidos.

Quizás algunos medios de comunicación han informado de manera alarmista sobre esta enfermedad.

El virólogo Khan, el experto más reconocido en el tema, manifestaba: “temo por mi vida, los trabajadores sanitarios somos candidatos a enfermar, ya que somos la primera escala para alguien que está enfermo. Incluso con el traje protector completo, estás en riesgo”. Hoy está muerto.
Gracias a la alarma social creada en España se han revisado los protocolos y se ha conseguido una disposición renovada de los responsables políticos y sanitarios y de los organismos internacionales OMS, espero que todo esto lleve beneficio en salud a los enfermos en África occidental y los profesionales relacionados con la EVE.

  • Documentación sobre ébola: Ébola y Calma #ebolaycalma. 
  • Organismos oficiales: OMS (Organización Mundial de la Salud), CDC (Centers for Diease Control and Prevention), ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control), MSSSI (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada