lunes, 7 de diciembre de 2015

Adrenalina con amor

Eché mano de ella en el último minuto. El paciente llegó de pié, la tez de la cara un poco roja y edematosa, estaba hablando conmigo de como le había picado la dichosa abeja y afirmaba que él nunca había sido alérgico, pero yo veía como se modificaba por momentos su cara, se le hinchaban los ojos y se rascaba por todas partes, por lo que indiqué a la enfermera que le canalizase una vía venosa, al poco tiempo perdió el conocimiento, su hermana que estaba cerca comenzó a gritar. 
Yo la tenía preparada dentro de una jeringa  que clavé oportunamente en el muslo, en pocos minutos la situación se transformó como si de un truco de magia se hubiese tratado.

Los medicamentos para los médicos son como las personas, hay unos que te caen mejor y otros peor, unos te resultan mas simpáticos que otros, algunos que por sus características te pueden ser muy útiles, a otros les tienes un gran aprecio por las alegrías que te han proporcionado en su objetivo final. Por estos motivos, yo uso la adrenalina con amor.

La Adrenalina (epinefrina): es un medicamento no muy utilizado en atención primaria, pero los que estamos en ella a veces la tenemos que manejar en situaciones verdaderamente comprometidas, lo que venimos a llamar emergencias médicas, es un medicamento imprescindible en el maletín de urgencias o en el maletín de un médico de pueblo como es mi caso.

En los últimos tiempos recuerdo tres situaciones en las que he tenido que utilizarla, su uso ha revertido la situación de gravedad de los pacientes en ese momento: 

  • dos paradas cardiorespiratorias secundarias a ingestas de medicamentos a los que eran alérgicos.
  • un shock anafiláctico secundario a una picadura de insecto.
La adrenalina es una amina simpaticomimetica, tiene una actividad vasoconstrictora, ionotropa y cronotropa positiva, broncodilatadora e hiperglucemiante. 
Tiene algunas curiosidades en su uso como el hecho de ser dosis dependiente, y se puede utilizar vía intramuscular, subcutánea, intravenosa e incluso nebulizada, se absorbe inmediatamente por vía intravenosa, intramuscular entre 1 y 5 minutos, subcutánea entre 5 y 10 minutos. 

Las ampollas que solemos manejar son de 1 ml con 1 mg de Adrenalina (1:1000 ml). En Atención Primaria por la frecuencia de reacciones alérgicas a fármacos, alimentos o insectos, la vía que utilizamos más frecuentemente es la intramuscular (en el tercio medio anterolateral del muslo) a dosis de 0,3-0,5 mg (0,3-0,5 ml), en casos muy graves se puede administrar intravenosa diluida: diluir 1mg+9ml de SSF (suero salino fisiológico): 0,4 mg (4 ml) en bolo lento.

Las indicaciones más repetidas aunque no necesariamente las más utilizadas, son la vía intravenosa en paradas cardíacas: 1 mg cada 3-5 minutos administrando después un bolo de 20 ml de suero salino fisiológico.
También la he utilizado ocasionalmente en laringitis, crup laríngeo a dosis de 0,5 mg/Kg (0,5 ml/Kg) máximo 5 mg por dosis, diluida en SSF hasta completar 8 ml, nebulizar con oxígeno a 4-6 litro/min.
Este medicamento tiene sus efectos secundarios y contraindicaciones como otro cualquiera, aunque se utiliza en situaciones críticas y no los tenemos a veces en mente.

Algunos enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada