martes, 7 de febrero de 2017

Solicitud de recetas médicas por WhatsApp. ¿tú que opinas?

Seguramente la primera respuesta que me vais a dar es no, pero quiero que leáis esta entrada y lo entiendas, luego querría que me dejaseis vuestra opinión en los comentarios.
Como sabéis los que me conocéis, llevo muchos años conviviendo en el mismo pueblo que lo hacen mis pacientes, estos como es lógico, tienen casi todos mi número de teléfono privado, como yo tengo el del fontanero, electricista, cura, alcalde, mecánico y otros miembros de la comunidad donde vivimos.
Algunos en un principio me hacían alguna consulta banal o administrativa, de forma moderada. Yo les contestaba cuando me parecía, sin urgencia y nadie me apremiaba.
En una ocasión hace algún año un paciente me solicitó una receta de largo tratamiento a través del WhatsApp, no podía desplazarse y era un medicamento que hacía falta receta médica, vive en otro pueblo aunque sigo siendo su médico de cabecera, accedí ya que lo vi razonable y no alteraba, a mi criterio, ninguna norma ética.
Esta práctica se fue haciendo más frecuente y mis pacientes en épocas de dificultad para encontrar citas disponibles para recetar, me enviaban un mensaje: "Buenos días, ¿me podría usted recetar mi medicación crónica? es que no hay citas hasta dentro de 5 días".
Entonces comprendí que la tecnología fácil, al alcance de mis pacientes, iba por delante de nuestra historia de salud digital.
Envié un día un mensaje de difusión a los pacientes de los que disponía el teléfono, porque ellos me lo había facilitado, donde les recomendaba que si necesitaban medicación crónica (antidiabéticos, antihipertensivos, medicamentos para cardiopatía isquémica, anticoagulantes, etc) y no podían asistir a la consulta o querían evitar acudir a ella, me mandasen un WhatsApp con el texto: año de nacimiento (en cifra del paciente) y "solicito recetas", yo les contestaría una vez estuvieran recetadas, con la palabra "recetado". Por mi parte, para que conste oficialmente, lo anoto en la historia clínica en motivo de consulta como "Receta WhatsApp" y los añado en mi lista de pacientes del día en consulta administrativa.
Cuando lo he comentado a compañeros de mi misma categoría profesional, argumentan: "no facilitar el teléfono a los pacientes", "en que tiempo del horario lo harían" que algunos lo hacen ya o lo han hecho por correo electrónico, incluso me han recomendado que lo haga a través del correo corporativo, que tiene más privacidad.
Yo les argumento siempre lo mismo: 
  • "Mi teléfono lo tienen todos", por tanto mi WhatsApp
  • Hago la receta cuando puedo tranquilamente, el consultorio está muy cerca de mi casa
  • Los pacientes usan poco el correo electrónico o no lo hacen, o no lo tienen tan a mano como el WhatsApp
  • En cuanto a la privacidad contesto siempre igual, a veces me consultan cosas relacionadas con la medicina en los bares o cosas íntimas en medio de la plaza, o me hacen consultas médicas en medio de un desfile de carnaval. 
  • Además es un mecanismo que beneficia a mis pacientes, me resulta cómodo a mi y es eficiente para el sistema público de salud, por tanto, lo seguiré haciendo hasta el momento en que alguna App móvil del tipo de "salud responde" integre la receta electrónica de forma segura dentro de la Historia de salud digital, o que me lo prohíban expresamente mis superiores con argumentos sólidos.




23 comentarios:

  1. Pues haces muy bien, lo unico y ya pasado con el correo, es que cuando la consulta se vacia de burocracia se suele llenar de patología y eso los jefes ni lo aprecuan ni lo saben, aunque a lo mejor en el pueblo no pasa eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien.. Lo único, que se puedes acostumbrar a ni venir y controlar sus enfermedades crónicas.. Puedes perder su seguimiento en algunos. A veces una visita por una receta, se aprovecha para hacer algun control de alguna de sus enfermedades. Por lo demás si se cubre esto, me parece perfecto!

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con Rafa, mejorar la accesibilidad siempre es positivo , el único inconveniente es que con la demanda y los tiempos que tenemos por paciente , las consultas administrativas , nos dan algún margen para dedicarle ese tiempo a otros pacientes .

      Eliminar
  2. Como paciente, la idea me parece buena. Útil. Como periodista sanitario, me surgen muchas preguntas... ¿Qué enseña el paciente en la farmacia paar que le den lo prescrito? ¿Les envías un adjunto con la receta? ¿Sabe el farmacéutico a priori de este proceso? Sea como fuere, está bien explorar nuevas vías. Lo veo complejo y polémico, seguro, pero también lo eran (y lo son) las teleconsultas, y mira... Entiendo que OMC o colegios algo podrían opinar.

    Saludos!

    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros habitualmente recetamos a nuestros paciente a través de receta electrónica para tiempo, máximo un año, ponemos una posología, y los pacientes a medida que se le acaba el medicamento, generalmente un día antes, recogen su medicación en la farmacia, aportando la tarjeta sanitaria o su DNI electrónico. Tienen que sacar cita para mi consulta y yo recetarlo, mediante esta sistema que describo, lo único es que ahorro citas en mi consulta para este menester de recetar y a mis pacientes les evito las esperas y tener que venir a consulta por recetas.
      http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/principal/documentosacc.asp?pagina=gr_farmacia_2_1

      Eliminar
  3. Yo lo hago habitualmente por correo electrónico y, a veces, por WhatsApp. Lo anoto en la agenda como "DEMANDA NO PRESENCIAL". Los pacientes están contentos y agradecidos. Y yo en periodos de demanda alta también lo aprecio. Por el momento solo encuentro ventajas.

    ResponderEliminar
  4. Los medios de comunicación se pueden utilizar para facilitar nuestros servicios de salud. Siempre con cautela.
    farmacia en casa

    ResponderEliminar
  5. Yo te estoy de acuerdo,me parece estupendo, yo suelo hacerlo con llamada de teléfono, cojo mi cita y si por algún motivo no puedo ir, llamo y mi doctora me atiende amablemente, siempre nos dice lo mismo, si hay cualquier duda que la llame sin problemas, yo estoy contenta con el sistema, saludos desde Jerez

    ResponderEliminar
  6. Hola. Yo hago lo mismo desde hace años, vivo también en la zona básica de salud donde trabajo, la mayoría de mis pacientes tienen mi teléfono, con muchos comparto actividades comunitarias en una Asociación que hemos creado juntos (www.proyectofresneda.org) y no solo lo usan para recetas, me preguntan cosas, me comentan como van con algunos procesos que ya fueron vistos en consulta o en domicilio, les comunico por esa vía resultados de análisis o de otros estudios complementarios ...sobre todo si todo está bien o hay solo pequeñas cosas que comentar, me piden por esa vía si les puedo enviar a algún especialista para cosas rutinarias como visitar al oftalmólogo o hacer una revisión ginecológíca... En fin le damos cualquier uso que esa persona vea útil sin más límite que el sentido común y la prudencia.
    Yo no le veo ningún problema, no veo que nadie haga un uso abusivo y no he puesto a priori ningún límite, lo usamos con total naturalidad, sin ningún protocolo. Las consultas las registro en la historia clínica como telefónicas, las atiendo cuando puedo después de la consulta "presencial".
    No pienso que "se deba hacer así", simplemente es una forma que es PARA MI natural y privada en la relación con cada uno de esos pacientes en concreto, quizás para otros profesionales o pacientes no sea buena idea...
    Pero como has preguntado comparto mi experiencia...
    Un cordial saludo desde Asturias.
    Valentín Pérez
    Centro de salud de la Fresneda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Valentín por comentar, es bueno saber que alguien hace lo mismo, me siento así mejor. Un saludo

      Eliminar
  7. Yo solicito las recetas a través de la aplicación que el sistema de salud nos ha proporcionado (catsalut).
    Ahora en 48h lo tengo solucionado y sin tener que perder una tarde entera. Una maravilla

    ResponderEliminar
  8. Avelino Ecija. Ronda (Málaga)domingo, febrero 12, 2017 1:26:00 p. m.

    Yo también renuevo tratamientos crónicos en Soraya, pero mis pacientes solicitan cita por Internet, aparecen en mi lista del día citado, y yo cuando no viene el paciente, entro en la Hª, sirviendo también para ver un consulta de hospital, por ejemplo o para renovar tratamiento.
    El tenerlos en lista es para mí más operativo que tener que agregarlos pori cuenta, así como ocupar un tiempo de consulta.

    ResponderEliminar
  9. Yo, en Posadas (Córdoba) también lo suelo hacer, pero más que con el whatsapp lo hago con el correo electrónico y les suelo recomendar que me dejen pedida una cita aunque sea unos días más tarde. El whatsapp lo dejo para pacientes con necesidades muy especiales (problemas de movilidad o distancia del trabajo).

    ResponderEliminar
  10. Buenos Días Angel.
    La idea es atractiva y en tu caso funciona a la perfección, pero yo no sé si para todos sería igual o se convertiría en un caos por el mal uso y abuso por parte de los pacientes (Que conste que lo soy).
    Donde yo vivo dejamos la hoja de medicación crónica en una caja que tienen en atención al paciente del centro del salud y rcogemos las recetas al día siguiente en ese mostrador. Siempre hay que desplazarse ya no una, sino dos veces, y todo porque si se usa un fármaco que debe de pasar por inspección ya no se puede tener la receta electrónica.
    Lo del Whatsapp es una gran idea que podría ser evolucionada con tal de que se hiciera buen uso de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Con todos mis respetos (porque no soy médico y no vivo el día a día de una consulta) siento disentir.
    Soy consultora en estrategia digital en salud y asesora en transformación digital y dado que hoy en día hay herramientas específicas que cubren esas necesidades tanto para profesionales sanitarios como pacientes, es una temeridad utilizar una red abierta como WhatsApp con fines médicos.
    Entiendo que puede resultar cómodo por su uso masivo en la sociedad y que en casos donde la cercanía con el profesional es fan latente puede ser complicado mantener las distancias, pero usar una red social generalista con finalidad médica incumple muchos aspectos relativos a la privacidad, no hay anonimacion de información aunque los mensajes sean cifrados y el riesgo de dar mal uso a información tan sensible como son los datos relativos a salud es demasiado alto.
    Les invito a leer esta entrada de mi blog en la que tienen información de herramientas online para atender una consulta online adecuadamente para ambas partes http://bit.ly/1UCQzBd No tengo ningún interés en recomendar ninguna en especial, desde mi blog solo pretendo ayudar a los profesionales sanitarios que apuestan por la salud digital, por lo que espero que mi comentario les sea de ayuda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Desde luego no me parece ni de comentar.INADMISIBLE.En Andalucía hacen unas cosas muy raras raras raras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hago yo en mi pueblo, aprovecho la receta electrónica que existe en Andalucía. Gracias por comentar

      Eliminar