jueves, 6 de abril de 2017

Yo (médico), sin ti (Enfermero/a) no soy nada

Los médicos y enfermeros constituimos las dos piezas indispensables en la atención sanitaria a las personas, aunque también participan de forma adyuvante, trabajadores sociales, auxiliares, celadores y técnicos sanitarios por lo menos en el ámbito donde yo me desenvuelvo. 
¿Y por qué afirmo esto? pues porque muchos días paso consulta en un consultorio rural, sólo con un enfermero/a, aunque en las guardias o atención continuada (que así se llaman ahora, para que no digamos que atendemos sólo urgencias), también me acompañan un celador y un conductor de ambulancia (ambos técnicos sanitarios).
Ciertamente, desde que comencé a trabajar ha estado presente allí donde fui un enfermero/a, siempre en la habitación de al lado en las guardias, siempre a mi lado en la ambulancia, trabajando juntos en la atención a los pacientes crónicos, sufriendo y sudando junto a mí en la atención a emergencias, administrando los tratamientos indicados, recibiendo en común a los pacientes.
Aunque algunos enfermeros/as con los que he estado a veces, he pensado que no deberían estar en Atención primaria, en un pueblo o en urgencias porque no les gustaban estas labores, luego reflexiono y me pregunto: 
¿que hubiera sido de Juan? cuando tuvo aquel infarto si el enfermero no hubiera estado allí, cogiendo oportunamente una vía venosa a pesar de estar hipotenso, o de Francisca cuando tuvo el shock anafiláctico que casi acaba con su vida, de no venir conmigo en ese momento mi compañera enfermera, o del lactante que tuvo el atragantamiento y se recuperó sin secuelas porque tú estabas allí conmigo, o que hubiera sido de mi sin las conversaciones y risas, discrepancias y discusiones, noches de insomnio y amaneceres en la ambulancia contigo, en los largos días de guardia. A veces y en periodos concretos he pasado junto a ti más tiempo que con mi propia familia, nos hemos contado cosas personales más allá de una relación laboral y obligatoriamente y circunstancialmente hemos compartido intimidades. 
¿Qué sería de mi, si tu no hubieras estado ahí? Las vacunas, las curas, los inmovilizados, los diabéticos, hipertensos, la promoción de la salud en los niños, las pruebas complementarias, el apoyo psicológico tras el duelo, la administración de tratamientos, los procesos asistenciales, los programas de salud, los protocolos, todo sería de otra manera y ...
¡Es que yo sin ti no soy nada!.


8 comentarios:

  1. Bien dicho Dr. López ¡¡¡¡. Lo dice uno que es enfermero y médico....

    ResponderEliminar
  2. Precioso , somos un equipo !!! Se agradece mucho leer estas cosas. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Que gran post! Que pena que el ego y el "síndrome del despacho" abran brecha en más de una ocasión en nuestras profesiones. Sin duda, el día a día es muy diferente, juntos como equipo nos hace grandes.

    ResponderEliminar
  4. Palabras preciosas,pero el resto del personal donde quedamos,yo soy auxiliar de enfermeria,parece ser que no es mucho.Lo dicho palabras preciosas Dr,un saludo

    ResponderEliminar
  5. L@s siempre olvidad@s de la atención primaria de salud...l@s T.S.
    "... NO SOLO LA AUSENCIA DE SALUD, SINO EL COMPLETO BIENEDTAR FÍSICO, PSÍQUICO Y SOCIAL"

    ResponderEliminar
  6. El equipo lo componen celadores, técnicos sanitarios, enfermeros y médicos...está más que comprobado que se necesitan unos a otros, y los pacientes nos necesitan a todos por igual, cada uno en su momento.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tus palabras :) nuestras profesiones son muy vocacionales y cuando todo el equipo ama su trabajo se consiguen cosas maravillosas. Como enfermera he topado con médicos que se creen mis superiores, pero son los menos. Tengo la inmensa suerte de trabajar en una unidad en la que se valora el trabajo de todos y los éxitos son gracias a todo el trabajo. No somos nada sin ninguno de nuestros compañeros. Personalmente quiero agradeceros a los médicos vuestra labor y la confianza que depositais en el personal de enfermería, pero también decir que yo no concibo mi trabajo sin un TCAE ni un celador, porque tienen una importancia vital en la recuperación de todos los pacientes. Y sí, el equipo sanitario es como una cadena, todos somos una parte importante de un gran proceso. :)

    ResponderEliminar